martes, 8 de enero de 2008

Los diez mandamientos de este blog

Bueno, después de una semana sabática vuelvo de nuevo a la labor de bloguero.

La verdad es que se me hace un tanto difícil, ya que no sé exactamente como enfocar el nuevo blog. En principio no lo voy a dedicar, como el anterior, a mi escasa (por llamarla de alguna manera) vida sexual, si bien, creo que incluiré retazos de la misa, sobre todo para los que en su día me seguisteis en mi anterior aventura.

Como veréis, aparte de pasarme a blogger (y éste utilizar blogspot.com en lugar del .es), he cambiado el nombre de la página. Como ya sabréis, alea jacta est viene a significar algo asi como “la suerte está echada”. El motivo de llamarlo así se debe al órdago que eché el día 30 de diciembre. Crucé el Rubicón para salvar o destruir definitivamente mi matrimonio, pero al parecer, ni he entrado en Roma en loor de multitudes, ni he sido derrotado. Digamos que he pasado a una fase de espera de acontecimientos. En cualquier caso, el paso fue dado, y sus resultados se verán a medio o largo plazo.

Por cierto, he visto que este mismo nombre ya ha sido utilizado por otro bloggero, y aunque la frase es universal, me veo en la obligación moral de hacer una referencia a su página: http://aleaje.blogspot.com/

Así pues, voy a hacer una pequeña declaración de intenciones. Los diez mandamientos de este blog.

1) Amaras este blog sobre todos los blogs.
Así que me propongo actualizalo al menos tres veces por semana. Esto, en si, es más factible que la versión anterior que lo hacia a diario. Como escritor esta bien, pero soy consciente que como lector no mola. Cuando visito otros blogs, me quedo un poco frustrado cuando veo que su propietario no lo actualiza a diario, si bien lo entiendo

2) No tomaras este blog en vano
Así pues, intentaré que sea ameno y divertido. De echo me voy a permitir el lujo de despedirme cada día recomendando una canción o música de cualquier época.

3) Santificarás las fiestas:
Y es que ya sabéis que escribir en fin de semana resulta harto complicado.

4) Honraras a tu padre y a tu madre (boticcario.blogspot.es)
No reniego de mi blog anterior. Pese al cabreo que ha generado en mi hogar, creo que fue una buena idea escribirlo, aunque no se si lo fue el enseñarlo.

5) No mataras tus blogs.
¡Vaya! No podré cargarme el anterior

6) No cometerás actos impuros.
Es decir, no puedo mirar otro blog deseando que sea mio, pues esto sería adulterio bloguero adaptando el Nuevo Testamento al ciberuniverso

Nuevo Testamento: Sermón de la Montaña: "Habéis oído que se dijo: "No cometerás adulterio". Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón" (Mt 5,27-28).


7) No robaras.
Este me lo saltaré de vez en cuando para mostrar a mis lectores todo aquello que encuentre en la red y me guste. Vamos, que seré como Robin Hood.

8) No levantarás falsos testimonios ni mentirás.
Todo los que cuente aquí será tan real y con las mismas fuentes que usan los “periodistas” del corazón.


9) No tendrás pensamientos ni deseos impuros.
Mira que he ido a un colegio religioso, y que me han explicado este mandamiento y nunca he entendido la diferencia entre el sexto y el noveno.
En cualquier caso, como ser humano que soy, y encima del género masculino y además en constante abstinencia, creo que este blog cometerá más de una falta en este punto.

10) No codiciarás los bienes ajenos.
Así que cuando vea un blog que me parezca interesante lo pondré en favoritos o algo así.
Y llegado a este punto, me despido hasta la próxima.

P.D.La canción recomendada de hoy martes es “Barrowland Ballroom de Amy MacDonal (disco This is the life”)

4 comentarios:

be_gui_pa dijo...

Me hacía ilusión ser la primera y poder inaugurar los comentarios de este nuevo blog....Año nuevo blog nuevo, a ver si conseguimos que algo más cambie.....un beso casto...

bastek dijo...

Me hubiese gustado que este blog se llamase..."Veni, vidi, vici"...
(fuí, vi, vencí)...y que tu fin de año hubiese sido como el de Julio Cesar en la batalla de zela.
Pero que le vamos a hacer...
Ya sabes que puedes contar con mi colaboración, acertada o no, en tu blog. Y es que a veces es necesaria la sal y la pimienta.
besos. bastek.

silvia dijo...

Me parece que hay mucho mandamiento por aquí. Ja, ja!!

No puedes olvidar tu pasado en el seminario. :-))

Mucha suerte aunque esté echada

Silvia

karen dijo...

:-P

Boti, hay algunos que es imposible seguir al pie de la letra, pero no diré cuáles...

;-)