viernes, 17 de octubre de 2008

El peor Tour-operador de la historia (I)

Hace unos cuantos años, tal vez cientos de años, o miles, o millones de ellos .... No. Tantos no. Pongamos que unos miles de ellos. Por ejemplo, tres mil y pico. Sí, eso esta bien, asi que comencemos de nuevo.

Hace unos tres mil y pico años, se organizó el primer viaje concertado de la historia. La idea surgió de una prospera sociedad formada por dos personas con reconocida iniciativa. Por una lado Yahvé, dios de los judíos, y por el otro un hijo putativo del faraón Seti I. Un hombre con los contactos necesarios en la corte para poder organizar la que se formó, de nombre Moises.

No está muy claro las circunstancias en las que ambos se conocieron. Si atendemos a la versión oficial Yahvé se le apareció a Moises bajo la imagen de una zarza que ardía sin que se consumiese en el acto. Dado que la química del proceso de combustión no parece facilitar ese suceso, casi que es mejor atender a las malas lenguas que sugieren que el encuentro se produjo en el garito conocido como "La zarza ardiente", donde sensuales mujeres de nombres tales como Salomé, Rebeca o Ruth, mostraban sus habilidades en la danza del vientre.

En cualquier caso, y fruto del encuentro, se creo una sociedad comercial,(creemos que S.L.) dedicada a los grandes viajes de masas, llamada Viajes Sinaí.

Lo principios fueron difíciles, ya que Moises dedicado a la ardua tarea del marketing y ventas de los viajes, hubo de convencer a su hermanastro Ramses de lo bien que les vendría a sus esclavos judíos, unas pequeñas vacaciones para conocer la tierra prometida, que no veían desde hacía ya algunas generaciones (para más información id a la entrada La Biblia. Al final cuenta lo que ocurrió con José. Añadidle que convenció a sus hermanos para asentarse en Egipto y que una vez pasó a mejor vida, los egipcios se dieron cuenta de que el pueblo judío era una excelente mano de obra gratuita y tendréis las causas por las cuales unas vacaciones de ese tipo eran bastante necesarias)

Estas dificultades se vieron agrabadas por dos hechos. El primero era la envidia que Ramses tenía del porte de su hermanastro. No hay más que fijarse en los retratos de ambos que nos ha dejado la historia para darse cuenta del porqué


Este es Ramses
<---------

Y esté es Moises (fijaos el
tono chulesco con el que
observa a su hermanastro)
----------->




El segundo escollo al que tuvo que enfrentarse, fueron los antecedentes penales que pesaban contra él (se había "apioloado" a un soldado egipcio un día que éste ejercía una acción represora contra un esclvo judio) que le habían obligado a un ligero exilio temporal.

Pero para un joven emprendedor y con recursos como era Moises, todo eso eran retos que vencer para conseguir sus objetivos.

FIN

En próximos capítulos, veremos como Moises se camela a la corte egipcia con sus trucos de magia. Asistiremos a la logistica del desplazamiento de la masa de obreros/esclavos. Conoceremos los amorios del protagonista y sabremos si alcanza por fin la tierra prometida.

14 comentarios:

Ronini dijo...

me alegra que hayas dedicado tu post a la historia de historias al comienzo, me encanta, y seguiré, porque merece la pena, yo le pongo de fondo la sintonía del príncipe de Egipto , besos

Belén dijo...

No me seas sarraceno Boti, no me hagas llamar a la iglesia... jajajajjajajaja

besicos, so hereje

Los Caballos de Troya dijo...

A mi ese garito de la Zarza Ardiente me suena mucho. Lo he leído en alguna parte. Decían que era el mejor bareto de la comarca. Los mejores brebajes: la zarza-parrilla, la zarza-mora y el licor de arroz con azúcar de caña.

dintel dijo...

;)

Froiliuba dijo...

ajajaj de esta te van a excomulgar, creoque voy a pasarle el enlace a tu blog a un par de amigos curas que tengo que además creo que son hasta del OPUS pa que te canten salmos jajajaj

que noooo que es broma jajaja,me he divertido mucho

María dijo...

Veo que hoy va de faraones el post y de egipcios, eres asombroso, de tí nos podemos esperar cualquier cosa jajaja, ahora voy a por el anterior de mortadelo y filemón.

Un beso.

Sylvie dijo...

Qué bueno, Boti!!!...

estos dos, con los touroperadores ahora que te envían a los maratones de la conchinchina, se harían de oro...

Espero te confesaras después de escribir esto...bandarra!!!

besitos.

Sensai dijo...

juas! Me parece muy buena tu interpretación de los hechos. Moisés era un chulico, no hay más que verlo jajaja.

Saludos!

Shanty dijo...

Hola Boticario:
Me da gusto volver a saber de tí. El título de tu post, me recuerda el cansancio de mi reciente tour. Aunque fue un viaje fascinante, por un tiempo quisiera no oir la palabrita: ¡Vine tan cansada!
Un gran beso,
Shanty

Borrasca dijo...

jajajajajaja muy buena tu versión, mas aún, me quedo con ésta jajajaja

Besos borrascosos

KALISTA dijo...

Que feo era Ramses, lo hacía mas guapo...
Claro no había cirujanos plásticos, ni botox, nada.
Dejo besos...

tequila dijo...

jejeje, las fotos lo dejan claro!!

Seguiré tu versión Beta de la historia
Besos

María dijo...

Boticcario:

¿Para cuándo vas a dejar la segunda parte? mira que ya estamos en fin de semana.

Un beso y feliz tarde.

LILIT dijo...

ostras!! qué bueno, amos, sigue! lo mejor: lo del garito, jaja.
amos, amos, ahora que estaba un poco en "racha-menos-ciber"...me voy a enganchar a este serial.

(me encantó la entrada de tu enana)