domingo, 1 de junio de 2008

Manias varias

Como todo hijo de vecino tengo mis manías. Algunas pueden ser molestas, otras inapreciables, pero todas son caprichos varios. Como muestra, algunos de ellos:

* Cuando me despierto por la noche y me levanto, indefectiblemente me tengo que acostar del lado contrario al que tenía cuando me desperté. No se porqué, pero es así. Esta situación genera, en ocasiones, diálogos de madrugada como este:
- date la vuelta
- no, dátela tú que acabo de ir a ver a la enana
- mmmm. Déjame en paz
- pues la próxima vez vas tú
- vete a la m...
Los días que pierdo y me tengo que colocar en la posición inicial, lo hago refunfuñado e incomodo

* Necesito una almohada para mi solo. Así puedo darle un número n de vueltas en el transcurso de la noche. Recién casado teníamos una almohada común, y que mal lo pase. “Cariño dale la vuelta, que esto está caliente”...”¡Otra vez!” ... “Sí, es que si no, no puedo dormir”... "joder que rarito eres". No paré hasta conseguir que cada uno tuviese su almohada :)

* Odio que alguien apoye su cabeza en mi almohada dejándomela calentita como si un batallón de fusileros hubiesen dormido con ella. Sobre todo en verano. Si la noto así, tardo un montón en dormirme.
Cuando tenia 17 años, mis padres se pusieron aire acondicionado en su habitación, para soportar las noches de Madrid. Yo iba a su cuarto con mi almohada, y la colocaba enfrente del aparato, para que cuando me fuese a dormir estuviese parcialmente congelada.

* Cuando me pongo calcetines de deporte, tengo que darles la vuelta. No soporto que las costuras queden hacia adentro (nota: esta manía ha sido heredada por mi hija pequeña, sin que me haya visto hacerlo nunca. Es decir, es de origen genético jaajaajaa)

* No soporto ponerme ropa sin haberme duchado primero. Sobre todo si se trata de un traje.

* Odio los pantalones de los trajes que pican. Me paso todo el día autoconvenciendome de que pican y que son incómodos.

* No soporto la ropa que me quede ceñida. Esto se lo debo a mi madre, que cuando era pequeño, se dedicaba a comprame una talla menor, para ver si así me convencía de que adelgazase para que me quedara cómoda. Nunca logró su objetivo

* Cuando hablo por teléfono o tengo una discusión, me gusta pintar caricaturas. Por teléfono no pasa nada, pero en un cara a cara, a mi interlocutor le suele molestar mi actitud. Y sin embargo, el pintarrajear el papel, me relaja y me permite pensar mejor.

* No me gusta que un tío me abrace. UHF. Me pone nervioso. Solo el abrazo de mi padre me deja indiferente. Y sin embargo, tanto mi cuñado como mi mejor amigo, son de abrazo y beso cuando me ven o cuando se despiden jaajaa. Asi que no me queda más remedio que ser afectuoso con ellos.

* La última, un tanto escatológica, lo reconozco, es el uso que hago del baño como punto de lectura :-)

Supongo que alguna más habrá, pero ahora mismo no caigo, así que quedará en el aire.

Me despido hoy al son de Creep, de Radiohead. Otra manía, escucharla con un volumen alto y cantándola ... sobre todo en el coche.

18 comentarios:

dintel dijo...

No somos tan diferentes. Lo de la ropa que pica es insoportable, doy fe.

CalidaSirena dijo...

Todos tenemos nuestras manías está claro y a veces son díficiles para convivir los demás con ellas, pero quien te quiere, te quiero con tus pros y con tus contras, no??..
Besotes con cariño

belita dijo...

Jajaja... Si te sirve de algo lo de compartir almohada es realmente insoportable. A parte de esa y otros cientos a mi si hay algo que me pone realmente nerviosa es las sillas descuadradas en la mesa :(

María dijo...

Jajajaja ¡¡¡pero qué bueno está este post!!! ¡¡¡¡eres genial escribiendo!!! ¿sabes? me he sentido identificada contigo en algún aspecto, por ejemplo, a mí también me gustan las almohadas separadas, en mi caso, cada uno tenemos las nuestras, aunque al principio usábamos una común. Me gusta abrazarme a la almohada, llevarla de un lado a otro, además, como duermo fatal, no veas la de vueltas que doy jajaja más que una peonza.

Otra de las cosas que me ha llamado la atención, como yo, jaja, es cuando estoy hablando por teléfono en casa, que tengo que tener un bolígrafo a mano y un papel para pintorrojear mientras hablo, tengo que estar haciendo algo siempre, no paro jaja.

En cambio en cuanto a lo de la ropa no hemos coincidido, porque a mí me encantan los pantalones ceñidos, es más, siempre los llevo así.

Te felicito por este post, me parece estupendo.

Un beso.

Belén dijo...

Bueno, no te creas especial, que todo tenemos nuestras manías oiga... ;) :P

Besicos

maroche dijo...

Como sabes, suscribo la manía de usar el baño como punto de lectura. Hasta hace poco circulaba como broma entre mis compañeros, "Pues cualquiera le pide prestado a ésta un libro!!", porque hay muchos que los he lehído enteritos en el "trono". Pero, ¿qué queréis?, es el único sitio donde se disfruta de intimidad, soledad, silencio (relativo) y no te meten prisa (también relativo).
Mi hijo también heredó esa manía, con el agravante de que se metía al aseo con el carrito lleno de comics.
Otras manías: odio que me dejen botellines de agua en el coche, que es la manía de mis compañeros.
A ver si luego van a pensar que bebo...agua ;-))

Anónimo dijo...

Jeje, pues yo comparto uno de tus manias, y es que al despertarme y levantarme de noche, al volver a la cama también me tengo que acostar del lado contrario al que estaba, habrá que investigar que nos lleva a hacer esto.
Mis otras manias no las comparto, porque son tantas que no se cual destacar, chao besitos

Marketa dijo...

La de volver los calcetines es irremediable en mí. Creo que hasta me vuelvo las medias de calcetín. Menos mal que no lo hago con el ligero :-S

Conozco a más de uno que no para de volvetar la almohada a media noche...

lágrimas de mar dijo...

Todos tenemos manias, si yo te contara las mias....!!

Un besote

Lágrimas de mar

Sylvie dijo...

Todos tenemos unas cuantas, yo también las escribí una vez y me sentí una loca solo hasta que la gente me contestó y vi que todos eramos más parecidos de lo que creíamos. Coincido en algunas (la del almohadón, postura para dormir, pantalones que pican...uf...anda que no soy yo maniática también!!).

besitos.

Luna Carmesi dijo...

Si si... lo de la almohada individual es importante!!

Me parece mal lo que hacia tu madre comprando una talla menos... Hmmm
Me has recordado la película Spanglish...

Un dia soy capaz de hacer un post con mis dibujitos... jejeje

Fantastico Creep!!
:-D

Besote!!

bastekcat dijo...

Bueno boti...manías todos tenemos...verás coincidimos en lo de las almohadas...yo necesito una para mi sola...pero además tiene que ser especial...de plumas.
Cuando nací mi abuelo que era cazador me hizo un almohadón de plumón que me ha acompañado a todas partes...
Me lo llevé al hospital cuando dí a luz...y cuando me operaron...las enfermeras estaban atónitas...pero yo es que solo podía dormir con él...
Claro que como tenía tantos años pues iba perdiendo plumas...así que lo que hice fué comprar uno nuevo abrirlo y añadirle las plumas del original...y así cada vez que cambio de almohada.
Hoy sigo con la manía..y cuando voy a dormir más de dos o tres días fuera de casa...me llevo mi almohadón de plumas..
Y entre nosotros...no soporto que una tía me abrace y me pegue las tetas...me da grima..me resulta incómodo...no puedo evitarlo. Supongo que tu no tendrás esa manía...jajajajaja.

boticcario dijo...

¡Vaya! reconozco que me habéis sorprendido....Creí que el rarito de la almohada era solo yo :)

Pero vamos, que te crees que eres especial, con tus manias y descubro que hasta en eso soy uno más en el mundo.

¡Pues me alegro!

karen dijo...

Pues si Boti, tod@s somos rarit@s..nadie se salva aunque nos queramos sentir especiales.. ;-)

* También necesito mi almohada individual, de hecho necesito dos, una acolchonada y una plana..y mi posición inicial para acomodarme a dormir es siempre boca abajo..

* No me gusta ponerme ropa sin haberme duchado pero cuando se hace guardias/turnos no hay otra manera, y paso incómoda hasta que llego a mi casa..

* A quién le gusta la ropa ceñida?? En serio quiero saberlo así como sus razones..

* Evito las discusiones por teléfono..si no pierdo la atención, aunque no dibujo..

* Soy rara con los abrazos me gusta tener control sobre ellos, no que me agarren desprevenida.. :-)

* Cuando me desespera el insomnio y ya no me puedo concentrar para leer o usar la compu, reorganizo cajones, mis libros, mis discos escuchando algo de música.. (sufren los vecinos porque a veces hasta parecería que me estoy mudando de tanto ruido)

* En vez de con Creep me pasa con High & Dry..

Tengo muuuuchas más, pero hasta el cuadrito de comentarios tiene su límite.. ;-)

Saludos..
*

El Secretario dijo...

Hola Boticcario.

Algunas las comparto...

Lo de cantar en voz alta en el coche, pero casi todo, casi todo...

Lo de los abrazos (masculinos) tampoco me gusta. Y eso que yo, aquí en los blogs, normalmente me despido con un abrazo. Eso sí: personalizado.
Un amigo tiene la costumbre de despedirse por teléfono con "un abrazo". Al principio me incomodaba, pero ya...

Pero para maniático, mi hijo de 12 años. Algo heredó de mí, pero me supera con creces.
Ya lo contaré algún día, ya...


Abrazo maniático y personalizado ; D

María dijo...

Jajaja ¡pues sí!, ya ves... las manías que tenemos los demás jajaja.

Saludos.

tequila dijo...

compartimos dos Boticario, las otras te las dejo para ti solito, bueno y para tu señora y tus niños, y tu cuñado y amigos, jeje
me ha gustado mucho esta entrada.
la canción genial.
besos

iakitxu dijo...

joder, ni que lo hubiera escrito yo! si hasta estaba escuchando radiohead (creep acústica)con tool- por separado- a todo trapo. pero lo de la almohada, que si está muy caliente vuela por la habitación, los calcetines y alguna camiseta para dormir-ya en pelotas, no aguanto ni pijamas ni ná-y lo de los pantalones que pican? pero si de enano me tenía que poner el pijama debajo de los pantalones...los raros son los otros, saludos tio raro!