lunes, 4 de mayo de 2009

13 días ( o casi).....Capítulo 1

Lo del título es porque pensaba homenajear la película del mismo nombre escribiendo esta entrada 13 días después de la última, pero las circunstancias que detallo a continuación han motivado en retraso.

¿Y por qué ese afán escritor después de tanto tiempo? Os preguntareis con razón. Ummmmm creo q ni yo mismo lo se, pero el caso es que aquí estoy

Y es que la vida desde el 17 de abril pasado, ha sido un constante ir y venir.

Empezaremos por la repentina afición a las URGENCIAS de mi hija pequeña. Todo comenzó un miércoles cualquiera. Una jornada soleada. Primaveral. Esplendorosa, y. sobre todo, ¡¡Lleno de polen!! Tanto que la enana, que hasta la fecha no había mostrado síntomas de alergia primaveral, decidió que era el momento de un buen broncoespasmo (es decir, el asma de toda la vida), y al hospital que nos fuimos todos a pasar las siguientes dos horas, rememorando tiempos pretéritos.

Imaginaos la escena. La niña en el box de urgencias, con una mascarilla que le proporcionaba la medicación necesaria para revertir la saturación de oxígeno de 91 (los que hayáis pasado por esto sabréis a que me refiero y los que no, es mejor que continuéis en la ignorancia), y con 38,2º mientras cantaba y pintaba en el cuaderno del cole, para regocijo del personal de enfermería.

Como no nos dejaba estar a todos en el mecionado box (cosa lógica) yo me entretenía en la cafetería con la mayor, destrozando toda su flota de submarinos a costa de menguar ligeramente los míos .... pero bueno, eso pertenece a otra historia que será contada a su debido tiempo.

El caso es que al terminar, nos remitieron al alergólogo y a que la niña no fuese al cole al día siguiente, trastocando la vida paterna, materna y de los abuelos.

El lunes la llevo al especialista, que me manda un análisis de sangre para determinar sus alergias.

Y el miércoles, antes de que me de tiempo a pensar cuando podemos hacer el análisis (de los que la interfecta no se sentía precisamente ilusionada), nueva visita al servicio de urgencia. La niña muestra un bulto bajo la oreja. ¿Sabeis que era?.....¡¡¡¡Paperas!!!....¡¡¡Tengo una pandemia en casa!!!.......¿Pero todavía hay casos de paperas en plenos siglo XXI en niñ@s vacunad@s? Fue la pregunta que me hice con el diagnóstico. Pues sí, el virus de la parotiditis todavía está vivo y coleando.

Receta del médico, 7 días sin cole para que no contagie a otros niños. Lo peor de todo es que después de las minivacaciones en casa de la semana anterior, cuando se enteró de que iba a estar hasta el miércoles sin volver a ver a sus amigos, la enana se cabreó y lloró diciendo que ella quería ir al colegio. ......¡¡¡Dios mio!!! .... Estas nuevas generaciones van a acabar con nosotros...¿Quien de mi edad quería ir al cole?¿"Ande" se ha visto semejante atrocidad?¿Donde vamos a parar?

Por cierto, aparte de dejarnos encerrados en casa en el puente, las paperas, una vez se retiró el bulto, han sido totalmente asintomáticas.

Y ahí llegamos al Puente de mayo. El puente en el que falleció la LAVADORA (aquí quedaría bien una malévola risa). Esta historia forma parte del capítulo 2 a publicar en unos días, por que es largo de contar y no quiero aburriros en exceso

Hoy me voy a apuntar a despedirme con una del Boss. Man's job

6 comentarios:

dintel dijo...

Me encanta cómo narras tu cotidianidad... y también me gusta tu sentido del humor

CalidaSirena dijo...

Eres único,ya te echaba de menos..
Espero que tu peque este ya mejor y ya se sabe uno no gana para sustos con los pequeños..
Un besazo enorme

Belén dijo...

Vaya... veo que no te aburres...

besicos

LILIT dijo...

joer, quillo, me tás estresando...

ná que todo pasa,ya sabes, todo esto quiere decir que ahora te toca una racha tranquilina..

eso sí, una racha en la que no tendrás excusas para no escribir...


p.d.: me vuelve loca bruce.

senovilla dijo...

Tu historia me recuerda a mi peque Jorge, estabamos pasando la jornada en un pueblo llamado Milagro donde celebraban la fiesta de la cereza, no me enrrollo y voy al grano, tuve que volver a Pamplona urgentemente y el médico nos dijo "su hijo tiene mononucleosis"...

Saludos y la vida es así amigo.

Froiliuba dijo...

ajjajaajjaja
si es que me pierdo unos mesecillos y cuando regreso esto es el kaos jajaja

oye lo de las paperas... alucinante eh, yo pensaba que eso era del siglo pasado,osea del nuestro.

En cuanto a lo del cole... ejem... yo era de ese grupo de raritos que les encanta ir al cole, ten cuidado con la niña eh, que eso se acrecienta con la edad y pufff, lo mismo se te vuelve blogera u otra cosa peor.

besos y encantada de estar de nuevo echandome unas risas en tu espacio.

pd. voy a por lo de la lavadora jejeje