martes, 3 de febrero de 2009

Anuncios

Iba yo a hablar de las nevadas caídas en Madrid en las últimas semanas (gracias Magdalena. Gracias Esperanza, Gracias a quien toque, que me lo he pasado como un enano conduciendo sobre la nieve), pero en el último momento he cambiado de idea. Voy a hablar de los anuncios.

Y es que estaba hoy viendo Aida (serie que odiaba y que ahora me encanta) cuando han emitido un anuncio de un spray que limpia lavabos. Pero no unos lavabos cualesquiera. No. Limpia los lavabos que usan Sreck y su familia.

¿No os habéis dado cuenta de que en los anuncios de la tele impera la mierda? Vamos, que los servicios más inmundos e infectos de una sórdida gasolinera, son los del Ritz comparados con los de los anuncios.

Pilas negras de hollín. Retretes con colores en toda la gama de los marrones. Pringosas cocinas con el aceite de los fritos de varias generaciones en paredes y suelos. Y eso sí, la señora de la casa sonriente mientras lo muestra. Porque es curioso. En esos anuncios siempre es una mujer la que aparece. Y eso tiene una doble lectura: o por un lado el marido, pareja o ligues ocasionales de la dama en cuestión es un vago redomado, amén de un marrano; o ellas solo salen del sopor ocasionados por los hediondos vapores una vez al año, para darse cuenta de lo repugante que tiene su hogar. Claro que también puede ser una conjunción de ambas posibilidades. El caso es que, pese a estar en el siglo XXI, nunca es un varón el encargado de tan "agradable" tarea.

Que debe ser que si una mujer tiene así la casa, un tío que viva solo debe tener, como poco, complejo de Diógenes, a sabiendas de que en líneas generales somos menos sensibles con las cosas de la limpieza casera.

Menos mal que para eso estan los productos mágicos de limpieza, que con solo rociar medio bote del mismo (claro, con una sola aplicación serían derrotados por la inmundicia, cuales humanos por orcos), todo la mugre se reblandece y desaparece. Y es entonces cuando la mujer, que por cierto no se ha esforzado lo más mínimo porque con una sola pasada ha dejado la pared tan brillante que se necesitan gafas solares antireflejo y protección 50 para la piel para permanecer allí, se da cuenta de que no es que hubiese alicatado el baño de color petróleo no, es que estaba "pelin" abandonado.

Yo me la imagino en ese momento. Pegando voces: "¡Manolo!""¡Niños!" (siempre pareja mixta y muy monos ellos) ¡¡Venid que he descubierto que el alicatado de nuestro cuarto de baño es el de la Preysler!! Y los niños al llegar: "Mamá ¿esta habitación es nueva?" Y Manolo al ver el baño, frunciendo el ceño "mmmmmm. Seguro que tanta limpieza no es buena, no señor. Espera que voy a dar de beber al canario para darle un toque personal a este lugar" (sobran los comentarios sobre la puntería del macho ibérico)

¿Y el placer de cocinar, sin que se te peguen los pies al suelo? Eso es de Caprix de dieux. Poder coger la sarten y voltear la tortilla sin temer que los entes grasientos que habitan en la lámpara de la campana la secuestren en pleno vuelo. Lujo de sibaritas.

¡¡¡Ah!!! Ya lo entiendo..... Sibaritas ..... Estos anuncios están dirigidos a todo tipo de hombres. Principalmente a aquellos a los que les gusta tener lo mejor sin hacer demasiado por conseguirlo. Hay que saber leer entre líneas. El mensaje subliminal es: si una mujer cerda tiene la casa la mitad de guarra que tú, solo tienes que comprar este producto y vaciarlo entero por todo tu hogar para que quede tan brillante como el día en que te fuiste a vivir a él (nota este anuncio es de un producto de limpieza. Pueden ser necesarios varios botes para conseguir los tonos iniciales. Consulte en su droguería habitual)

En fin, que os dejo y me voy al super a comprar varios de esos productos para dárselos a mi mujer y hacerle la vida más fácil.

La despedida hoy iba a ser con los días de la semana de los payasos, pero no los he encontrado en youtube, asi que tendreis que recordar la canción ;)

7 comentarios:

Belén dijo...

Son unos exagerados, hace años probé con fairi a ver si quitaba la grasa con tanto arte como en la tele y nada... (y vaya mierda de platos...)

Besicos

María dijo...

Vaya manera de comernos el inconsciente los anuncios, si es que, además, también lo que hacen es seducirnos con esa música, esa mirada, esos tipos tan perfectos, todo tan seductor, y luego se nos queda gravado en la mente y vamos como tontos y compramos esa colonia que cuando ya la hemos comprado vemos que tiene un olor malísimo jajaja.

Un beso.

Shanty dijo...

Boticcario:
Que gusto me ha dado que pasaras a visitarme, pues hace mucho que ninguno de los dos lo hacemos, pero me alegra estar nuevamente leyéndote. Es un placer.
Un abrazo,
Shanty

María dijo...

Hola, boticcario, guapo:

Venía a preguntarte qué día es tu cumpleaños, porque me dijiste en el comentario que en febrero, espero que nos avises para venir a tirarte de las orejas y ponértelas coloraillas.

Pensé que iba a encontrarme en tu blog un post de esos que escribes de risa, necesito reir, fíjate hasta qué punto lo necesito, que me han dicho que hay una película que están echando en el cine de mucha risa, y voy a ir a verla a ver si se me apaga esta oscuridad.

Un beso, amigo.

tequila dijo...

Buenas:
el maravilloso mundo de la publicidad da para comentar mucho, mucho... parece que aunque la realidad va cambiando no está bien visto que se muestre en la televisión, no sea que algun despistado se de cuenta y se enfade?
Me ha sorprendido el mensaje subliminal del anuncio, jejeje

En fin, hoy es miércoles y como no encontraste la canción ando un poco perdidilla sin saber si toca fregar, planchar, cocinar (terminaba en "ar", eso seguro). Llamaré a unas amigas a ver si ellas saben...

Besos

LILIT dijo...

Clarisimamente de los anuncios se pueden sacar estereotipos "macho-hembra" a mogollón. Qué ya les vale! y eso me estaba poniendo de mal humor hasta que llegué a tu frase crucial (para mí):
"...igual estaba PELIN abandonado", jajajaja, te he leído hasta el "rintintín"

fireintheskin dijo...

A mi que me pongan a todas horas el de la cocacola light alternando con el de la colonia lacoste y se dejen del mister proper aunque sea un don limpio jajjaja...